Solo fueron 93.894 las personas que determinaron la votación del Plebiscito para la Paz. De este resultado podemos concluir que, nuevamente se rajan las encuestas y que el país se encuentra polarizado con un margen mínimo diferencia.

En el mapa político reaparece la división entre el país rural y el país urbano y, aunque la abstención nos sigue dejando un sinsabor en el sistema electoral, los territorios históricamente víctimas de la violencia le apostaron a la refrendación, lo cual para personas como las que habitan en Bojayá significa también perdón.

En el centro Andino del país el No arrasó. Ciudades como Medellín y su área Metropolitana reafirmaron su postura de rechazo a las Farc, que no se termina sabiendo si también es rechazo a Santos, o rechazo a una salida negociada al conflicto.

En Bucaramanga y  Cúcuta también ganó el No. La cercanía a Venezuela debió de afectar como resultado final de ese imaginario creado, que vamos camino hacia su sistema político y económico y hacia su desabastecimiento en los mercados ¿En qué página de las 297 se negocia el sistema político? ¿Y el económico en qué apartado está?

A pesar de  todo esto y ante el perdón ratificado de las víctimas y sus territorios sembrados de minas y de coca, los resultados favorables al No, nadie se los esperaba. Al parecer ni el mismo Uribismo.

¿Y ahora qué? Nos preguntamos muchos. Se preguntan en estos momentos en Bojayá y en el Cauca.

La campaña del Centro Democrático ganó. Los artistas que dijeron Sí mediante vídeos, los actores, Nairo Quintana, Falcao; el presidente Obama y hasta el papa Francisco perdieron ante Uribe, su partido político; Alejandro Ordoñez y el ex presidente Pastrana.

Y no es que todos los que votaron negativamente el domingo sean Uribistas, pero es que el Centro Democrático fue el único partido político en el mundo que promovió el No. Que invitó a votar de esa forma, que hizo campaña; que publicó vídeos y que hizo quedar a Santos como el peor presidente en los últimos años.

Ellos hicieron campaña política, no hicieron pedagogía. A ellos los sancionó el Consejo Nacional Electoral por utilizar vallas prohibidas. A Santos y a Timoleón Jiménez los postularon a Nobel de Paz pero no les creyó la gente.

Creyeron que íbamos camino a Venezuela, creyeron la entrega del país y creyeron que la reforma tributaria era para financiar a las Farc y el postconflicto ¿Qué nos pasó? ¿Qué hicimos mal si la mayoría de las cosas que dijeron eran falsas?

Pues no hicimos lo que hicieron ellos: campaña electoral. Hicimos pedagogía en un mes. Un mes para que los colombianos entendieran que es Justicia Transicional y cuál es la diferencia entre nuestro sistema político y económico y el de Venezuela. Fue insuficiente o nosotros no fuimos claros.

Los del Sí convencían a los del Sí y los del No se consumían los vídeos de Facebook.

Los que votaron No argumentan que pensaban que ganaría el Sí y como no estaban de acuerdo con algunos puntos votaron No, pero que querían que ganara el Sí. Otros no salieron a votar porque no sabían cómo votar y otros simplemente esperaban la prometida renegociación de los acuerdos. A otros les cae mal Santos y Timochenko entonces no refrendaron los acuerdos.

En conclusión, muchos no saben o no se alcanzan a dimensionar lo que votaron el domingo. Y no era Santos, no eran las Farc, no era la reforma tributaria ni el aumento del IVA la votación, era el camino hacia la Paz.

Sustentan su voto en estar de acuerdo con la Paz pero no de la manera en que se negoció. Pero ¿Las otras propuestas de paz dónde están? Va casi una semana y los promotores del No no acudieron a la reunión que convocó el presidente Santos con el objetivo de lograr un pacto por la Paz.

Tampoco han mostrado su carta bajo la manga. Al parecer no la tenían. Solo se sabe que el ex presidente Uribe quiere amnistiar a algunos guerrilleros de las Farc, cosa que ya estaba en los acuerdos. También ha hablado de “alivio judicial” para los militares y los policías, resultando ser esto una intención de tratar este proceso como se trató Justicia y Paz: que no se obligue a confesar toda la verdad.

¿Cuáles guerrilleros irán a pagar cárcel de 15 a 20 años en el acuerdo final? Los que no digan la verdad ¿De verdad nos quieren devolver a esto? Los delitos de lesa humanidad no son amnistiables en el pacto alcanzado en La Habana, tendrán pena privativa de la libertad y las Farc aceptaron confesar toda la verdad ¿Qué pueden decir de esto los que no quieren “impunidad?

Al parecer, o les dijeron mentiras acerca de la renegociación o lo único que quieren es hacer campaña de cara a 2018. El senador Uribe ya no habla de renegociación, habla de mejorar los acuerdos. Es que precisamente de eso se trata, es el mejor acuerdo al que hemos podido llegar. Es un acuerdo ya firmado y que ya empezó, por eso es muy difícil de renegociar.

Lo anterior no solo lo sabe el uribismo sino que ya lo está asumiendo. Ya cedió a sentarse con Santos y el equipo Negociador. Pero es que las Farc ya empezaron el desarme, ya empezaron la entrega de menores, ya dijeron que iban a reparar a las víctimas materialmente y van a rendir cuentas fiscales de sus dineros. Ya dieron la orden de suspender la siembra y la compra de coca, ya no tienen secuestrados y lo más importante, ya refrendaron los acuerdos unánimemente.

¿Qué más se tiene que negociar? ¿Las curules? Ya hablaron de amnistía y de no tener reparos con que algunos guerrilleros participen en política ¿El narcotráfico? No solo suspendieron su actividad ilícita sino que ya empezaron el proceso de sustitución de cultivos.

¿Las minas? Ya se está haciendo el proceso de desminado en Antioquia y en Meta ¿Las armas? Ya empezaron el proceso de desarme y entrega al Consejo de Seguridad de la ONU ¿Los menores? Ya está la Unicef en Colombia recibiendo a los niños de la guerra ¿Las víctimas? Las víctimas votaron afirmativamente el domingo.

¿Qué le vamos a decir a la Unicef? ¿Qué le vamos a decir al Consejo de Seguridad de la ONU? Y lo peor del caso ¿Qué le vamos a decir al Sí del 97% que se impuso en Bojayá ahora que se puso como fecha el 31 de octubre para terminar el cese al fuego bilateral y definitivo de las armas?

Nunca antes en la historia del conflicto colombiano habíamos tenido un mes como este, inclusive, un año como este. De treguas, sin secuestrados, con la tasa más baja de caídos en combate entre las Farc y el Estado, y ahora solo nos queda la incertidumbre. No hay mejor forma de proteger a los colombianos que de esta forma. No hay mejor forma de proteger a los militares y a los policías que no mandarlos a contraguerrilla.

Y aun así, ahora se repliegan las Farc y se acuartelan los soldados ¿Qué estarán sintiendo en Briceño y en el Cauca? Otra vez las minas y otra vez los bombardeos. Votaron que Sí porque no querían eso y de nuevo volvemos al mismo sinsabor.

Tras los resultados del domingo, hoy caen los mercados colombianos. El peso se derriba un 2.8% mientras el índice accionario COLCAP de la bolsa colombiana cae un 1.25 % ¿Qué respuesta tendrán a esto los que votaron No por miedo a la reforma tributaria? El mercado colombiano decrece internacionalmente y la reforma tributaria se presentará de todas formas.

Que los que promovieron el No salgan y den la cara porque parece que llegamos a un consenso nacional de que no queremos la guerra. Que queremos la paz tanto los del Sí como los del No; o al menos eso hace pensar la premisa de “Paz sí, pero No así”. Creo que los colombianos que no refrendaron lo acordado tampoco se imaginan volver a la guerra.

La renegociación fue la promesa de ganar el No, pero al parecer esta no será la vía.

Por otro lado no queda más que defender este acuerdo, no podría ser otro porque no hay propuestas para otro. Porque las que hay o son inviables o ya están establecidas. Porque fue una negociación de 4 años que logró poner en consenso a 2 grupos que estaban en guerra desde hace 52.

Porque después de tanto intentar se logra trazar una hoja de ruta de 6 puntos específicos que traen soluciones al tema agrario y de víctimas; porque no hay impunidad y sobre todo porque ya arrancó.

Al Centro Democrático, a Andrés Pastrana y a Alejandro Ordoñez, los estamos esperando. No tenemos mucho tiempo, menos de un mes. Ustedes promovieron el resultado ganador, ustedes asumen la responsabilidad de este. Ante Colombia y ante la comunidad internacional. Recuerden que acá ya está la ONU verificando, recuerden que los colombianos no queremos más guerra. Ni los del Sí ni los del No esperan ese resultado.

A Santos que no sólo es pagando artistas que se promueve la paz. Es movilizando ciudadanos y fomentado el dialogo entre los mismos. Este también es el llamado a las organizaciones por la Paz. Tenemos que salir a debatir con el otro, a defender ante el otro este acuerdo.

Fuentes:

Mercados colombianos caen tras derrota del Plebiscito  – El Tiempo

“Hace 51 años no se presentaba una reducción tan grande del conflicto armado”: Cerac – El Espectador

“Cese al fuego bilateral con las Farc va hasta el 31 de octubre”: Santos – El Espectador

6 decisiones el Acuerdo que ya se están implementando y quedaron en el limbo – Pacifista

Primera propuesta de Uribe después del triunfo del No en el plebiscito  – El Colombiano

Comentarios

comentarios