El último año ha traído importantes victorias civiles para las personas LGBT con las decisiones de la Corte Constitucional en torno a la adopción por parte de parejas del mismo sexo y el Matrimonio Igualitario. Ahora, que estas victorias se alcanzarán por la vía judicial y no legislativa es la expresión de una sociedad que aún guarda reservas hacia la igualdad y la ausencia de voluntad política de quienes nos representan en el Congreso para contribuir a la plena ciudadanía de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales/transgeneristas.

A partir de ahora, las victorias que conquiste la población serán más sutiles de identificar, tendrán un pulso que requerirán aún más paciencia de la que costó lo conseguido legalmente. Encarar a la sociedad y hablar abiertamente del tema es una batalla que no va a venir en forma de sentencia constitucional.

Este es el primer Junio en el que conmemoramos la lucha LGBT de Stonewall con las manos llenas de dos de las victorias más significativas de la población. El lema de la marcha este año da cuenta de ese siguiente paso que deben dar las organizaciones y activistas hacia la igualdad, “Por una ciudadanía LGBTI plena, organizada y con voz”.

Las organizaciones LGBTI de la ciudad adelantan los preparativos de lo que es este Festival repleto de todo tipo de eventos, desde académicos, políticos y sociales, hasta comerciales, culturales y recreativos.

Las personas LGBT y la ciudadanía conservan en su imaginario a la “Marcha por la vida, la diversidad sexual e identidades de género” como único evento al que la población acude. Su masividad da pie a esto, pero, la marcha es el evento de clausura de todas las actividades que desarrollan en el mes en procura de la visibilidad de las personas LGBT en la ciudad.

Entre los eventos que hacen parte del Festival se encuentran, la Pasarela T, un espacio para las mujeres trans y las mujeres trans trabajadoras sexuales de la calle Perú. También, los Galardones León Zuleta, que premian el activismo de personas y organizaciones hacia la causa LGBT.  Incluso, foros de periodismo como el primer encuentro Periodismo para la diversidad, Historias no contadas que organiza Egocity.

Los miembros de organizaciones sociales se reunirán con organismos como la Agencia de Naciones Unidas para Refugiados y la Cruz Roja Internacional para hablar del desplazamiento intraurbano de personas LGBT en municipios frontera y en corregimientos de Medellín.

Por otra parte, también habrá reuniones con autoridades locales como el subsecretario de Derechos Humanos, Carlos Arcila, con quien se conversará acerca de la situación de derechos humanos de la población en la ciudad.

El departamento encabeza en los informes de Colombia Diversa el ranking de violencia hacia personas LGBT con 51 asesinatos entre 2013 y 2014, la mayoría de los cuales ocurren en Medellín.

En lo que respecta al gobierno entrante y su disposición hacia el tema de diversidad sexual y de género, parece haber un ambiente favorable para la población. El nombramiento de Luis Bernardo Vélez, creador de la política pública LGBT, como secretario de inclusión social, el aumento presupuestal en el Plan de Desarrollo para este grupo poblacional y un diálogo abierto con las organizaciones para la logística de la marcha dan cuenta de ello.

Harley Córdoba activista y coordinador de Tejiendo Diversidad Comuna 13 reconoce la disposición de la administración pero también llama la atención sobre algunos disensos en torno al proyecto que el Plan de Desarrollo tiene para la población:

“Hemos tenido disensos con la administración pero estamos en diálogos para que por voluntad política del secretario Luis Bernardo que fue el creador de la política pública nos pueda ayudar y sé que Luis Bernardo es un amigo de nosotros, pero tenemos que aceptar que su jefe es el señor Federico y sus planteamientos en el Plan de Desarrollo fueron otros, pero tenemos que entrar a dialogar así tengamos disensos”

Córdoba se refiere a la solicitud de la creación de una unidad o entidad administrativa para la atención de personas LGBT. A cambio, la administración ha propuesto aumentar la planta de cargos para el Centro de la Diversidad.

Por otro lado, los activistas han reclamado que la atención a la población LGBT no esté más en la Unidad de Servicios Especiales del municipio, debido a que esto no hace mas que profundizar la estigmatización, denigración y sectorización de la población.

La educación e información sobre los temas LGBTI tendrán que inundar el país, en el caso particular de  Medellín y Antioquia como protagonistas de estas violencias deberán asumir un compromiso contundente para recorrer este camino.

También con la política pública de la cual ya hay levantada una línea base debe adelantar las demás metas fijadas y esto no puede ser un compromiso para el último año de gobierno, pues se diluye y se pierde el hilo de lo construido gobierno tras gobierno.

El movimiento tiene el reto de seguir insistiendo en el sentido político de la causa, especialmente en la marcha, donde el licor y la rumba eclipsan la reclama por el reconocimiento social y la no discriminación:

“El carácter político de la marcha va a seguir, las organizaciones esta vez vamos a jugar un papel más importante porque vamos a ir mejor organizadas, cada una va a hacer una mejor representación y la idea es que las organizaciones sociales, quienes somos protagonistas en las actividades previas a la marcha, en la marcha juguemos un papel fundamental.

La marcha si se abrió a sectores privados y comerciales pero en lo que nosotros vamos a insistir es que es una marcha política, social, en búsqueda de la visibilización de la población LGBT. Y que tenemos ahora un reto mayor que es que nuestros derechos civiles están siendo acogidos constitucionalmente pero lo que sigue ahora es el cambio de imaginarios de una sociedad que hoy todavía genera prejuicios, esa es la lucha que nos sigue” dice Harley Córdoba quien además adelantó que las organizaciones tendrán una carroza y también se encontrarán en las carrozas comerciales compartiendo arengas

En lo que respecta al recorrido de la marcha, este será hacia el Occidente de la ciudad, terminando en el Obelisco, Córdoba también auspicia que los activistas tienen el sueño de que el siguiente año la marcha se tome el sur de la ciudad.

Los detalles sobre el Festival se darán a conocer los próximos días en una rueda de prensa que realizarán los colectivos LGBT con la administración de la ciudad.

Comentarios

comentarios