Al finalizar la tarde del día miércoles 04 de enero, el presidente Juan Manuel Santos le salió al paso a la polémica de no inclusión, en el censo 2018, de las preguntas necesarias para conocer cómo viven las personas en situación de discapacidad.

Durante todo el día, el director del Dane Mauricio Perfetti recorrió gran cantidad de medios de comunicación nacional socializando las estrategias del censo 2018 y en cada uno de los medios presentó dificultades para responder con claridad sobre la exclusión de estas preguntas por falta de presupuesto y las estrategias o alternativas para subsanar este error.

Frente a las preguntas sobre exclusión y discriminación, el doctor Perfetti dijo que no eso no era cierto ya que, según él, no se estaría excluyendo a la población en situación de discapacidad porque las preguntas que ahondan sobre el cómo vive esta población, están incluidas en la estrategia electrónica del censo. Además, afirma que según el Ministerio de las TICS el 98% de los municipios del país poseen cobertura de internet. 

El argumento del director del Dane fue duramente criticado con cifras del mismo Ministerio de las TICS donde se evidencia que, en términos de hogares, la cobertura a internet en el país es del 64%, lo que implica que un 36% de los hogares del país no cuentan con acceso a internet; además, el mismo Dane tienen como meta de la estrategia electrónica del censo, un total de 2 millones de ciudadanos (cerca del 10% de la población total del país).

por otro lado, el doctor Perfetti parece desconocer que también, cifras del mismo Dane, proyectan que actualmente el total de la población con discapacidad es de 3 millones de colombianos y además parece que también desconoce que, en general, la población en situación de discapacidad es en gran medida analfabeta digital y su acceso a TICS es muy limitado.

En total, se calcula que este censo va a tener un costo de alrededor de 350 mil millones de pesos. Incluir las preguntas para conocer cómo vive la población en situación de discapacidad aumentaría en 25 mil millones de pesos el presupuesto total.

En suma, al gobierno nacional le costó y tardó en asumir que la no inclusión de las preguntas para conocer cómo vive la población en situación de discapacidad dentro de la estrategia presencial (puerta a puerta) del censo, pasó por un asunto exclusivamente por restricciones fiscales, presupuestales y ante todo voluntad política que, tras la polémica y la buena movilización que gestionaron organizaciones de discapacitados (una tutela, una petición firmada por más de 40.000 personas y una twitteraton), llevaron a que el presidente Juan Manuel Santos ordenara incluir plenamente a esta población en el censo 2018.

De cumplirse esta orden presidencial, debemos de entender y ser conscientes que esto sería una pequeña victoria dentro de un censo demasiado austero, poco ambicioso, muy básico y que fundamentalmente se hace para salir del paso a la norma y recomendación internacional, porque la información que arrojará solo tendrá que ver con características básicas de la población, tanto así que lamentablemente no podremos tener la información mínima para construir un indicador básico pero potente como lo es el índice de pobreza multidimensional.

Lamentablemente, pocos calculan la importancia del censo 2018 que estamos a punto de realizar, que llevamos 12 años (cuando la recomendación internacional afirma que deben de ser máximo 10 años) trabajando con datos estadísticos mal calculados y por tanto poco confiables y pocos entendemos que los datos del censo fundamentales para formular y ejecutar planes, programas y proyectos que atiendan a nuestras necesidades con el mayor acercamiento a la realidad posible.

Lo importante ahora es hacerle seguimiento al cumplimiento de esta directiva del presidente y además conocer de dónde saldrán los 25 mil millones de pesos para incluir plenamente a esta población y garantizarle el goce efectivo de su ciudadanía. Porque si en un principio los Ministros de Hacienda, Salud y el director del Dane no lograron identificar de dónde sacar los recursos, es importante saber cómo van a hacer para cumplir esta orden presidencial para futuras luchar en materia presupuestal, que no son pocas en nuestro país.

Comentarios

comentarios